A A A
Plus
Septiembre 30, 2020
139 Visitas

Protector facial sobre mascarilla quirúrgica reduce riesgo de CODVID-19 de trabajadores de la salud

Investigadores hindúes reportaron en JAMA los resultados del uso de doble protección facial en cuanto a protección de COVID-19 con mascarilla de tipo quirúrgico y con protector plástico superpuesto a la mascarilla, en trabajadores de la salud.

Figura. La protección facial y la mascarilla ofrecen diferentes niveles de protección frente al contagio por coronavirus. El uso combinado potencia el nivel de protección.

Los autores evaluaron trabajadores comunitarios de la salud cuya función consistía en visitas domiciliarias a personas que tenían contacto en el hogar de personas asintomáticas que habían resultado positivas para SARS-CoV-2. 

Los trabajadores de la salud portaban protectores faciales usuales o tradicionales (mascarilla facial) y otros equipos de protección personal durante las visitas domiciliares.

Sin embargo, luego que 12 de 62 trabajadores (40 mujeres) resultaron positivos para COVID-19, 50 trabajadores restantes no infectados comenzaron a usar protectores faciales, además de las mascarillas. Luego de la adición de los protectores faciales, no hubo más trabajadores con pruebas positivas habiendo realizado 18.228 visitas a domicilio.

Los protectores faciales utilizados tenían un espesor de 250 µm de polietileno tereftalato. Después de cada visita el protector era descontaminado utilizando una solución basada en alcohol y, al final del día, empapados en una mezcla de detergente y agua.

Antes del inicio de la nueva modalidad, las familias fueron instruidas en los principios de bioprotección y luego del uso de doble protección facial por los trabajadores de la salud de 118.428 personas aconsejadas, 2.682 tuvieron pruebas positivas para el coronavirus, una prueba más de la protección de los trabajadores de la salud con el uso doble y protector facial.

Los protectores faciales pueden haber reducido la exposición ocular o la contaminación de las mascarillas y manos, o pueden haber redireccdionado el movimiento del aire alrededor de la cara.

Comentario

En nuestro medio, además de los tapabocas convencionales es frecuente observar que empleados de sitios de comercio o de atención al público usen protectores faciales de plástico. Es muy factible que la protección se incremente como lo demuestra el estudio de la India.

Nuestro personal de trabajadores de la salud ciertamente se beneficiaría de la doble protección facial.

Un artículo de corte editorial aparecido en BMJ, proveniente del Departamento de Atención Primaria de la Universidad de Oxford, Reino Unido, afirma que la protección facial para COVID-19 ha pasado de ser una intervención médica a constituir una práctica social.

En la actualidad se recomienda el uso de tapabocas bien colocados (sobre la nariz, la boca y hasta el mentón) en público o compañía y aun en el ámbito del hogar en ciertas circunstancias, como visitantes.

No debe haber discusión sobre el uso de tapabocas y aceptar sin resistencia el uso cuando quiera que la persona tenga cualquier contacto o riesgo de contacto, con un claro sentido social que se está protegiendo y está protegiendo a los demás del coronavirus.


Referencias:

  • JAMA en línea Agosto 17, 2020; doi:10.1001/jama.2020.7477
  • British Medical Journal (BMJ) en línea Agosto 19,2020;370:m3021; doi:10.1136/bmj.,3021
A A A
Plus

Artículos Relacionados

  • FDA aprueba primera prueba diagnóstica de coronavirus para uso en casa

    Ver más >
  • FDA aprueba primera prueba diagnóstica de coronavirus para uso en casa

    Ver más >
  • Se agrava situación de COVID-19 en Estados Unidos

    Ver más >
  • Efectos cardiacos ulteriores de COVID-19

    Ver más >