A A A
Plus
Febrero 27, 2020
436 Visitas

Cuestionadas inyecciones de corticosteroides en rodilla y cadera

Sendos artículos publicados en Radiology y en el Journal of of the American Academy of Orthopaedic Surgery seriamente cuestionan los beneficios de las inyecciones intra-articulares de corticosteroides en rodilla y cadera.

En pocas palabras, en enfermedad sintomática (dolor) de esas articulaciones, la inyección intra-articular tiene el efecto de adverso de acelerar la degeneración del cartílago y la velocidad de la artritis contribuyendo a la destrucción del cartílago.

Figura. Osteoartritis de cadera.

 

Estudio de Boston University

Bajo el liderazgo del doctor Andrew J. Kompel un grupo de investigadores revisaron las historias de 459 individuos que recibieron al menos una inyección de corticosteroide en la cadera o rodilla. El promedio de edad fue 67 años con rango de 37 a 79 años y la mayoría (72%) tenían osteoartritis moderada al inicio.

Los participantes recibieron un promedio de 1.4 inyecciones y desarrollaron complicaciones entre 2 y 15 meses después de la inyección con un promedio de 7 meses. En general, 8% de los pacientes experimentaron u efecto articular adverso después de recibir la inyección de esteroide.

El efecto adverso más frecuentes fue progresión acelerada de la osteoartritis, que ocurrió en 6% de los pacientes. El segundo efecto adverso más frecuente fue fractura subcondral por insuficiencia, que ocurrió en 0.9% de los pacientes. Además, osteonecrosis y destrucción rápida de la articulación afectó respectivamente 0.7% de los pacientes.

Los autores concluyeron que la comunidad de radiólogos debe estar alerta en relación a las complicaciones de las inyecciones intra-articulares de cortiocosteroides para minimizar esas complicaciones.

Pronunciamiento de la American Academy of Orthopaedic Surgeons (AAOS)

Una revisión del tema indica que las inyecciones intra-articulares de corticosteroide han sido empleadas por décadas para el manejo de la osteoartritis sintomática de la rodilla. El alivio del dolor resultante de la inyección se cree que se debe a reducción de la inflamación en el interior de la articulación, pero advierten que ha habido una variabilidad sustancial y que el efecto es a corto plazo, agregando que la eficacia es variable.

Expresan los autores que la guía de práctica clínica de la AAOS no apoya las recomendaciones concluyentes acerca del uso de inyecciones de corticosteroides para osteoartritis sintomática de la rodilla y que los proveedores deben estar conscientes de los efectos adversos y de las complicaciones potenciales de esas inyecciones cuando se usan en la práctica clínica.

Comentario

Estamos claros que el manejo ortopédico y reumatológico de las inyecciones intra-articulares de corticosteroides es provincia del especialista, pero en su ausencia el médico general puede verse forzado a inyectar las articulaciones. Los dos artículos reseñados tienen la utilidad de alertar sobre las dudas acerca de los beneficios y ciertamente de los riesgos potenciales que obligan a proceder con especial cautela antes de embarcarse en ese tipo de tratamiento.

Debe tomarse nota que uno de los artículos proviene de una prestigiosa universidad y el otro expresa la opinión de una asociación muy importante de especialistas.

Referencias:
Radiology en línea Octubre 15, 2019; https://doi.org.10.1148/radiol.2019190341
Journal of the American Academy of Orthopaedic Surgeons 27:e758-e766. 2019

A A A
Plus

Artículos Relacionados

  • Cuestionadas inyecciones de corticosteroides en rodilla y cadera

    Ver más >