A A A
Plus
Septiembre 30, 2019
406 Visitas

Comentario actualizado sobre infecciones resistentes del tracto urinario basadas en la guía de NICE

Lancet publicó recientemente una nota editorial sobre la nueva guía del UK National Institute of Health Care Excellence (NICE) cuyo objetivo es mejorar la prescripción racional de los antibióticos en pacientes con infecciones del tracto urinario bajo y en una variedad de circunstancias especiales, tales como infecciones recurrentes del tracto urinario, infecciones del tracto urinario asociadas a catéter, prostatitis y pielonefritis.

Expresan los autores que aunque en la mayoría de los casos los antibióticos son requeridos, el tratamiento inapropiado contribuye al creciente problema de la resistencia a los antibióticos en infecciones del tracto urinario.

En el Reino Unido, como en otros países, una alta proporción de las infecciones comprobadas del tracto urinario por Escherichia coli son resistentes en la actualidad a antibióticos clave.

Las guías sugieren que:

  • Todos los pacientes que se presentan con infección del tracto urinario bajo deben ser aconsejados acerca del manejo sintomático con acetaminofén o ibuprofeno y sobre consumo adecuado de fluidos y advertidos que no hay evidencia del beneficio de productos de arándano.
  • En mujeres no embrazadas, dependiendo de la severidad de los síntomas, el consejo en la actualidad es considerar un antibiótico (tomado solamente si los síntomas empeoran o no mejoran en 48 horas), esperar antes de prescribir por los resultados de cultivo y susceptibilidad o dar un antibiótico inmediatamente.
  • En todos los grupos, se aconsejan antibióticos intermedios.
  • Trimetoprim y nitrofurantoína siguen siendo la primera línea de antibióticos de escogencia en todos los grupos excepto las mujeres embarazadas.
  • Pivmecillinam y fosfomicina se recomiendan como escogencias de segunda línea para mujeres no embarazadas que no mejoran e 48 horas.
  • Para las mujeres con infecciones recurrentes, sugiere ahora que los clínicos consideren recomendar D-manosa (un azúcar que se encuentra en forma natural en muchas frutas, disponible en forma de polvo), un estrógeno vaginal (en mujeres postmenopáusicas) antes de considerar profilaxis con una dosis única de antibiótico para exposición de disparadores o profilaxis continua con antibióticos.
  • El uso juicioso de los antibióticos en situaciones clínicas comunes es crucial para minimizar la resistencia a los antibióticos pero también para el tratamiento eficaz de los pacientes.

El tema de las infecciones del tracto urinario bajo y la resistencia bacteriana a los antibióticos ha alcanzado tal dimensión que periódicos de prestigio como el New York Times han dedicado recientemente revisiones al alcance de la comunidad.

Entre las recomendaciones para la población, incluyen el cuidado higiénico que busca limitar el acceso de material fecal a la uretra y, para ello, beber abundantes fluidos, vaciar la vejiga después del coito y limpiarse del frente hacia atrás.

La Infectious Diseases Society of America recomienda como primera línea nitrofurantoína y trimetoprim-sulfametoxazol. Fosfomicina ha resurgido como alternativa.

De todos modos, se insiste en que se obtenga un cultivo de la orina y que el antibiótico que se prescriba sea el sugerido por la resistencia bacteriana reportada por el laboratorio clínico, aunque tomada la muestra puede iniciarse de manera empírica un antibiótico y continuarlo o cambiarlo cuando llegue el resultado del cultivo.

Es interesante anotar que observaciones recientes sugieren que cepas bacterianas resistentes son adquiridas por el ser humano a través de aves. Las bacterianas colonizan el intestino y luego pueden pasar al tracto urinario.

Las infecciones del tracto urinario bajo no debe ser tomadas a la ligera por el personal de atención en salud porque son un problema serio por la resistencia bacteriana y por las complicaciones serias que pueden conllevar.

Huelga decir que hay ciertos poderosos antibióticos como los carbapenems que requiere especial manejo y que pueden ser utilizados en casos severos si no han generado resisten

Referencias:
Lancet 391:1966, Mayo 19, 2019
New York Times Julio 13, 2019

A A A
Plus

Artículos Relacionados

  • Guía actualizada a 2019 de neumonía adquirida en la comunidad

    Ver más >
  • FDA aprueba nuevo tratamiento para tuberculosis pulmonar altamente resistente

    Ver más >
  • Uso excesivo de antibióticos en neumonía

    Ver más >
  • Comentario actualizado sobre infecciones resistentes del tracto urinario basadas en la guía de NICE

    Ver más >