A A A
Plus
Diciembre 13, 2010
606 Visitas

Depresión, estigma, ideación suicida y burnout en estudiantes de medicina

Dos valiosos estudios sobre la salud mental y el estrés en estudiantes de medicina, realizados en el Mayo Clinic College of Medicine y en la Universidad de Michigan, revelan altas tasas de depresión y de trastornos del ánimo, así como de ideación suicida y de estrés profesional (burnout). Esas alteraciones y sobre todo el estrés profesional pueden predecir asociación con conductas no éticas y con carencia de profesionalismo en el futuro del estudiante.

Contexto

Los estudiantes de medicina experimentan tasas de depresión, síndrome de estrés o agotamiento profesional (burnout) y de enfermedad mental más altas que la población general, con deterioro de la situación a medida que se avanza en los estudios.

Los estudiantes de medicina tienen un riesgo más alto de ideación suicida y de suicidio, tasas mayores de burnout y una calidad de vida inferior a la de grupos apareados por edad.

El agotamiento profesional y los síntomas de depresión se han asociado a ideación suicida.

Como los médicos graduados los estudiantes aparentemente tienen mejor acceso al cuidado pero en realidad tienen menos probabilidad de ser tratados apropiadamente.

Los estudiantes pueden involucrarse en prácticas peligrosas buscando superar la situación como consumo excesivo de alcohol y a pesar de su educación pueden no reconocer que la depresión es una enfermedad importante que requiere tratamiento.

El estudiante de medicina percibe que la enfermedad mental o acudir a los servicios mentales representan un estigma y por ende evita que se reconozca el problema.

Una tercera parte de los estudiantes reconoce que el estigma es una barrera para buscar ayuda y una cuarta parte de ellos teme que si en el registro académico o de solicitud de licencia aparece que han sufrido un trastorno mental se afectarán sus posibilidades de lograr una residencia.

Los estudiantes de medicina pueden fallar cuando intentan desarrollar una identidad profesional consistente con las expectativas de la profesión y de la sociedad. Ello es preocupante porque las conductas no profesionales durante la época estudiantil pueden predecir conductas no profesionales en la práctica.

El profesionalismo incluye ser honesto, actuar con integridad, propender por las necesidades de los pacientes, disminuir las barreras existentes a una atención de salud equitativa y adherir a un código ético de conducta.

El estrés profesional o el estrés personal pueden relacionarse con conductas profesionales inapropiadas como lo han sugerido estudios que han asociado el estrés con disminución en la empatía y calidad de la atención.

Estudio de la Universidad de Michigan

Los investigadores, liderados por el doctor Thomas L. Schwenk, se propusieron caracterizar las percepciones de estudiantes de medicina deprimidos y sin depresión en relación con el estigma asociado a depresión.

Sesenta y cinco por ciento (505 de 769) de los estudiantes respondieron la encuesta.

La prevalencia de depresión moderada a severa fue de 14.3%, con valores más altos en las mujeres (18.0% vs 9.0%; P=0.001).

Los estudiantes de los dos últimos años de la carrera tuvieron mayor probabilidad de ideación suicida que los de los primeros años (7.9% vs 1.4%; P=0.001).

Los estudiantes deprimidos con más frecuencia estuvieron de acuerdo con la afirmación que “si yo estuviese deprimido, mis compañeros respetarían menos mi opinión” (56.0% vs 23.7%; P<0.001) y que los profesores los verían como incapaces de manejar sus responsabilidades.

Los hombres creían más que las mujeres que podrían poner en riesgo los pacientes.

Los estudiantes de los primeros años estuvieron de acuerdo en que si los estudiantes de años superiores buscaban ayuda para depresión los haría menos inteligentes.

En conclusión los autores consideran que los estudiantes deprimidos con mayor frecuencia avalan varias actitudes estigmatizantes en relación a la depresión que los estudiantes no deprimidos, con diferencias de género y de nivel en la carrera.

La depresión es vista por los estudiantes como estigmatizante. Las cifras de depresión en la Universidad de Michigan están en el rango encontrado en otros estudios (10% a 25%). La ideación suicida fue alta y en muchos casos sin que hubiese un diagnóstico de depresión.

La depresión y la ideación suicida fueron más altas en las mujeres estudiantes de medicina que en sus pares masculinos.

Es necesario desarrollar estrategias conducentes a disminuir el estigma de la depresión y de esa manera manejar mejor la prevención, detección y tratamiento.

Los profesores deben hacer un mejor trabajo a favor de la salud mental de los estudiantes de medicina.

Estudio del Mayo Clinic College of Medicine

Los investigadores, liderados por la educadora Liselotte N. Dyrbye, diseñaron un estudio para determinar la relación entre profesionalismo y burnout, estrés o agotamiento profesional en estudiantes de medicina de Estados Unidos.

Los autores hicieron una encuesta transversal de estudiantes de medicina de 7 escuelas. Sesenta y uno por ciento de los encuestados (2682 de 4400) respondieron.

Había preguntas orientadas a tamización de depresión, de agotamiento profesional, calidad de vida, actitudes no profesionales y comprensión de la relación apropiada con la industria y con las actitudes sobre las responsabilidades de los médicos con la sociedad.

De los estudiantes que respondieron las preguntas relacionadas con agotamiento profesional o burnout 53% presentaron ese fenómeno. Las conductas de engaño o falsedad académica fueron infrecuentes (menos de 10%) en comparación con conductas profesionales inapropiadas o no profesionales (43%).

Los estudiantes con burnout tuvieron mayor probabilidad de involucrarse en conductas no profesionales que quienes no presentaban agotamiento profesional (35% vs 21%; razón de disparidad 1.89). Figura 1.

Figura 1.  Relación entre el número de comportamientos poco profesionales notificadas y media de puntuación de despersonalización o agotamiento emocional en el Inventario de Agotamiento Maslach.  

Los estudiantes con burnout tenían menor probabilidad de ideas altruistas, por ejemplo, de prestar servicio a personas en áreas menos favorecidas.

Las tendencias negativas fueron validadas en el análisis multivariado.

En conclusión, el agotamiento profesional o burnout se asoció a conducta no profesional y a valores profesionales de menor altruismo.

El agotamiento profesional, de acuerdo con los resultados, afecta primariamente el dominio profesional, mientras que el estrés personal, como la baja calidad de vida mental, con frecuencia tienen un mayor efecto inicial sobre los dominios personales como interferencia en las relaciones y abuso de sustancias.

Todo indica que el estudiante agotado o quemado y estresado va camino de ser un profesional subestándar con probabilidad de caer en conductas no éticas y carentes de altruismo. El tema requiere atención de los profesores.

Comentario

Los dos artículos reseñados, comenta un editorialista, nos recuerdan lo difícil que es ser estudiante de medicina. Múltiples confrontaciones constituyen un reto para el profesionalismo.

Es importante reconocer y manejar esos desafíos así como detectar y tratar a tiempo los trastornos mentales y el estigma de la depresión entre los estudiantes de medicina.

Referencias:

JAMA 304: 1181-1190; 1173-1180; 1231-1233 (Septiembre 15), 2010

Educación Médica; Psiquiatría; Psicología; Profesionalismo; Agotamiento profesional o burnout; Depresión

© EMSA-ILADIBA, Diciembre, 2010
(GT)

A A A
Plus

Artículos Relacionados

  • Reducción de la presión sanguínea con meditación profunda (mindfulness)

    Ver más >
  • Reducción de la presión sanguínea con meditación profunda (mindfulness)

    Ver más >
  • Uso excesivo de redes sociales asociado a depresión y ansiedad en adolescentes

    Ver más >
  • Anticolinérgicos asociados a aumento en riesgo de demencia

    Ver más >