A A A
Plus
Febrero 17, 2012
505 Visitas

Dosis altas de rosuvastatina y de atorvastatina logran regresión similar de la placa aterosclerótica

Dosis máximas de rosuvastatina y de atorvastatina produjeron regresión significativa de aterosclerosis coronaria. A pesar que rosuvastatina indujo niveles más bajos de colesterol LDL y más elevados de colesterol HDL, en los dos grupos el volumen de la placa aterosclerótica o el grado de regresión fue similar.

Contexto

Las estatinas ralentizan el progreso de la aterosclerosis coronaria merced a su efecto reductor de los niveles de colesterol LDL. Se ha demostrado que en dosis comparables rosuvastatina alcanza mayor reducción del nivel de colesterol LDL pero no se ha comparado directamente el efecto sobre la placa aterosclerótica de dos estatinas.

El estudio SATURN tuvo precisamente como propósito comparar el efecto sobre el volumen de la placa aterosclerótica coronaria de dosis máximas de rosuvastatina y atorvastatina.

Estudio SATURN del efecto sobre el ateroma coronario medido por ultrasonido intravascular de rosuvastatina y atorvastatina

La investigación liderada por los doctores Stephen J. Nicholls y Steven E. Nissen de la Cleveland Clinic, incluyó 1039 pacientes con enfermedad coronaria a quienes se les hizo ultrasonografía intravascular seriada, al inicio y 104 semanas después de tratamiento con atorvastatina 80 mg al día o con rosuvastatina 40 mg al día.

El objetivo del experimento clínico fue comparar el efecto de tratamientos intensivos con dos estatinas sobre el progreso de la aterosclerosis coronaria, así como evaluar la seguridad y el perfil de efectos adversos.

Aunque rosuvastatina resultó en niveles más bajos de colesterol LDL y más elevados de colesterol HDL, el parámetro primario de resultados (el volumen de la placa aterosclerótica o ateroma) no difirió de manera significativa entre los dos grupos al finalizar el estudio.

En general, 68.5% de los pacientes que recibieron rosuvastatina y 63.2% de quienes recibieron atorvastatina experimentaron regresión del volumen del ateroma, en términos de porcentaje o 1.22% y 0.99% de regresión, una diferencia insignificativa).

Los autores comentan que los resultados no permiten inclinarse por una u otra estatina.

Dado que simvastatina y atorvastatina son productos genéricos y de menor costo que rosuvastatina, podemos parafrasear a los autores y expresar que es apropiado recomendar el uso de genéricos para reducción de la placa aterosclerótica.

El efecto alcanzado con atorvastatina es similar al logrado con rosuvastatina. Aun en dosis máximas no hubo efectos adversos importantes, por ejemplo, rabdomiolisis.  Unos pocos pacientes tuvieron elevación de las enzimas hepáticas y solamente 5 elevación significativa (10 veces) de la creatina cinasa.

Sin embargo, un editorial de autores de la Universidad Rockefeller sugiere que deben hacerse estudios adicionales en pacientes intolerantes a las estatinas.

Referencias:
New England Journal of Medicine online Noviembre 15, 2011; DOI:10.1056/NEJMoa1110874
New England Journal of Medicine online Noviembre 15, 2011; DOI:10.1056/NEJMp1112023

© EMSA-ILADIBA, Febrero, 2012
(RC)

A A A
Plus

Artículos Relacionados

  • Cuestionada eficacia de angioplastia coronaria y stents en angina estable

    Ver más >
  • Terapia antiinflamatoria de enfermedad aterosclerótica

    Ver más >
  • Cambios hematopoyéticos genéticos clonales asociados a enfermedad aterosclerótica cardiovascular

    Ver más >
  • Puntaje de calcificación de las arterias coronarias; análisis de la Mayo Clinic

    Ver más >