A A A
Plus
Noviembre 23, 2011
563 Visitas

Electrocardiograma rutinario o de tamización en adultos asintomáticos no arroja beneficios

El electrocardiograma (EKG) en reposo o bajo esfuerzo se ha convertido en componente de la rutina de chequeo de los adultos. Un análisis de la Comisión de Servicios Preventivos de Estados Unidos indica que las anormalidades detectadas si bien tienen algún valor pronóstico no conllevan implicaciones clínicas definidas. En otras palabras, los cambios que pueden observarse no sirven para tomar decisiones terapéuticas.

En otras palabras, los cambios que pueden observarse no sirven para tomar decisiones terapéuticas.

Como ampliación de lo anterior si el individuo examinado de base asintomático tiene hipertensión o hipercolesterolemia o es fumador el médico evalúa y prescribe tratamiento o recomienda dejar de fumar.

En cambio, si el paciente solamente presenta cambios electrocardiográficos al reposo del tipo de repolarización (ST-T), hipertrofia ventricular izquierda, bloqueo asintomático de rama o desviación izquierda del eje, lo único que puede hacer es pensar que puede haber aumento en el riesgo de eventos cardiovasculares en un futuro pero…nada más. No hay nada para tratar.

Algo similar puede decirse del EKG de esfuerzo cuando se observa depresión del segmento ST, incompetencia cronotrópica y recuperación anormal de la recuperación de la frecuencia cardiaca o disminución de la capacidad de ejercicio. Si bien hay aumento en el riesgo cardiovascular la evidencia del peligro o del daño, es limitada.

El principal riesgo es que con base en esos cambios se proceda a hacer estudios invasivos como angiografía, de hecho realizada en 0.6% a 2.9% y peor aun si por encontrar alguna estenosis se pasa a angioplastia y stent, cuando el paciente está totalmente asintomático.

Como expresa un editorialista,  en el mismo número de Annals of Internal Medicine, predecir no implica prevenir. Decirle a un paciente que “puede ser que Ud. vaya a tener problemas porque el electrocardiograma muestra cambios no específicos” (no explicados) no hace más que angustiar porque diferente sería poder decirle y ahora va a recibir X medicamento para prevenir esos problemas.

Si tiene hipertensión, se trata, si tiene colesterol alto, se trata, si fuma se le prohíbe fumar etc. pero lo otro…nada qué hacer, al menos en este momento.

En resumen, no hay evidencia que el EKG de rutina o durante ejercicio mejore los resultados clínicos. El EKG no deben emplearse para predecir enfermedad coronaria (diferente de diagnosticarla en el paciente sintomático).

Las conclusiones citadas se basaron en el análisis de estudios que incluyeron 173.710 pacientes con EKG de reposo y 91.746 con EKG de esfuerzo, seguidos de 3 a 56 años.

Referencias:
 Annals of Internal Medicine 155: 375-385; 395-397 (Septiembre 20), 2011

© EMSA-ILADIBA, Noviembre, 2011
(MV)

A A A
Plus

Artículos Relacionados

  • Ácidos grasos omega-3 útiles para reducir hipertrigliceridemia

    Ver más >
  • Efectos cardiovasculares de hipertensión sistólica y diastólica

    Ver más >
  • Comité de la FDA reitera que icosapent etilo reduce riesgo cardiovascular en hipertrigliceridemia y amplía recomendación de aprobación en riesgo de ataques cardiacos y cerebrales

    Ver más >
  • Tratamiento oral de hipertensión severa en embarazo

    Ver más >
A A A
Plus
Noviembre 4, 2011
563 Visitas

Electrocardiograma rutinario o de tamización en adultos asintomáticos no arroja beneficios

El electrocardiograma (EKG) en reposo o bajo esfuerzo se ha convertido en componente de la rutina de chequeo de los adultos. Un análisis de la Comisión de Servicios Preventivos de Estados Unidos indica que las anormalidades detectadas si bien tienen algún valor pronóstico no conllevan implicaciones clínicas definidas.

En otras palabras, los cambios que pueden observarse no sirven para tomar decisiones terapéuticas.

Como ampliación de lo anterior si el individuo examinado de base asintomático tiene hipertensión o hipercolesterolemia o es fumador el médico evalúa y prescribe tratamiento o recomienda dejar de fumar.

En cambio, si el paciente solamente presenta cambios electrocardiográficos al reposo del tipo de repolarización (ST-T), hipertrofia ventricular izquierda, bloqueo asintomático de rama o desviación izquierda del eje, lo único que puede hacer es pensar que puede haber aumento en el riesgo de eventos cardiovasculares en un futuro pero…nada más. No hay nada para tratar.

Algo similar puede decirse del EKG de esfuerzo cuando se observa depresión del segmento ST, incompetencia cronotrópica y recuperación anormal de la recuperación de la frecuencia cardiaca o disminución de la capacidad de ejercicio. Si bien hay aumento en el riesgo cardiovascular la evidencia del peligro o del daño, es limitada.

El principal riesgo es que con base en esos cambios se proceda a hacer estudios invasivos como angiografía, de hecho realizada en 0.6% a 2.9% y peor aun si por encontrar alguna estenosis se pasa a angioplastia y stent, cuando el paciente está totalmente asintomático.

Como expresa un editorialista,  en el mismo número de Annals of Internal Medicine, predecir no implica prevenir. Decirle a un paciente que “puede ser que Ud. vaya a tener problemas porque el electrocardiograma muestra cambios no específicos” (no explicados) no hace más que angustiar porque diferente sería poder decirle y ahora va a recibir X medicamento para prevenir esos problemas.

Si tiene hipertensión, se trata, si tiene colesterol alto, se trata, si fuma se le prohíbe fumar etc. pero lo otro…nada qué hacer, al menos en este momento.

En resumen, no hay evidencia que el EKG de rutina o durante ejercicio mejore los resultados clínicos. El EKG no deben emplearse para predecir enfermedad coronaria (diferente de diagnosticarla en el paciente sintomático).

Las conclusiones citadas se basaron en el análisis de estudios que incluyeron 173.710 pacientes con EKG de reposo y 91.746 con EKG de esfuerzo, seguidos de 3 a 56 años.

Referencias:
Annals of Internal Medicine
155: 375-385; 395-397 (Septiembre 20), 2011

© EMSA-ILADIBA, Noviembre, 2011
(MV)

A A A
Plus

Artículos Relacionados

  • Ácidos grasos omega-3 útiles para reducir hipertrigliceridemia

    Ver más >
  • Efectos cardiovasculares de hipertensión sistólica y diastólica

    Ver más >
  • Comité de la FDA reitera que icosapent etilo reduce riesgo cardiovascular en hipertrigliceridemia y amplía recomendación de aprobación en riesgo de ataques cardiacos y cerebrales

    Ver más >
  • Tratamiento oral de hipertensión severa en embarazo

    Ver más >