A A A
Plus
Junio 27, 2019
972 Visitas

Guía 2019 de Prevención Cardiovascular Primaria del American College of Cardiology (ACC)

La enfermedad cardiovascular aterosclerótica es la primera causa de mortalidad en Estados Unidos y en muchos otros países. Los factores de riesgo, en buena parte responsables de la enfermedad de las paredes de las arterias por depósito de grasas y formación interna de trombos o coágulos oclusivos continúan siendo objetivo primordial de la prevención porque a pesar de los progresos en el tratamiento, la mortalidad persiste a niveles altos y, de acuerdo con cifras de Estados Unidos, ha aumentado 1% entre 1999 y 2015.

El American College o Physicians (ACC) ha elaborado una lista de medidas que denominó “Siete simples consejos para la vida” (Life´s Simple 7) que incluyen no fumar, peso saludable, actividad física adecuada y dieta balanceada así como alcanzar niveles objetivo de colesterol, presión arterial y glucosa en sangre.

Si en Estados Unidos solamente 17% de los adultos cumplen 5 o más de los consejos de la lista, no sorprendería que en nuestro país sean muchos menos.

El ACC recomienda que la adopción del ABCDE de prevención primaria sea un trabajo de equipo. Ese trabajo comienza porque el médico del paciente evalúe los factores de riesgo del paciente y haga una estimación del riesgo a 10 años (Figura).

Figura.

 

El equipo de atención primaria, que colabora con el médico, debe jugar un papel auxiliar o de ayuda muy importante en la evaluación, como parte del equipo.

Los elementos que acentúan los factores de riesgo son:

  • Historia familiar de enfermedad aterosclerótica cardiovascular prematura (temprana en la vida)
  • Hipercolesterolemia primaria
  • Enfermedad renal crónica
  • Síndrome metabólico
  • Condiciones específicas de la mujer asociadas al embarazo (por preeclampsia) o menopausia temprana
  • Condiciones inflamatorias crónicas (especialmente artritis reumatoide, psoriasis, sida)
  • Triglicéridos elevados persistentemente (175 md/dL o más)
  • En individuos seleccionados (proteína C Reactiva de alta sensibilidad (2 mg/dL o más), Niveles de lipoproteína (Lp(a) de 50 mg/dL o más o 125 nmol/L o más
  • Niveles de ApoB de 130 mg/dL o más
  • Índice de presión arterial tobillo menos de 0.9

Si no hay certeza sobre los factores de riesgo en ciertos individuos puede medirse el calcio de las arterias coronarias.

Aspirina

Ya no se prescribe aspirina de manera rutinaria sobre todo en mayores de 70 años por el riesgo de hemorragia. Si el riesgo cardiovascular es alto, hay calcio en las arterias y el riesgo de hemorragia es bajo, puede usarse aspirina en individuos de 40 a 70 años.

Presión sanguínea

La meta de la presión sanguínea debe ser de 130/80 mm Hg en individuos con riesgo promedio cardiovascular de 10% o más a 10 años.

Colesterol

La elevación del colesterol en suero es una causa modificable de enfermedad cardiovascular aterosclerótica. Dependiendo del nivel de riesgo global a 10 años y de factores individuales de riesgo se recomienda el uso de estatinas.

Cigarrillo

El uso de tabaco es el factor de riesgo modificable número 1 y a todos los adultos que usen tabaco se les debe aconsejar de manera firme dejar de fumar. Los clínicos deben recomendar una combinación de tratamiento conductual y de farmacoterapia para asistir en la cesación. Hay opciones de reemplazo de nicotina además de bupropión y vareniclina.

Diabetes

La diabetes tipo 2 es una enfermedad de prevalencia y un factor de riesgo mayor de enfermedad cardiovascular aterosclerótica. A todos los adultos con diabetes tipo 2 se les recomienda seguir un plan nutricional saludable diseñado para mejorar el control glicémico y perder peso. Las dietas del Mediterráneo y vegetarianas/veganas mejoran el peso y el índice glicémico. La actividad física de intensidad moderada (150 minutos a la semana de actividad moderada o 75 minutos de actividad intensa o vigorosa ayudan a perder peso y controlar el nivel de azúcar). La combinación de ejercicios aeróbicos y de resistencia en mejor que cada uno por separado.

Metformina, inhibidores del cotransportador 2 de sodio glucosa y agonistas del receptor del péptido 1 similar a glucagón son opciones razonables para reducir el riesgo cardiovascular a elección del médico.

Dieta y nutrición

Dieta y nutrición tienen un impacto importante sobre los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular aterosclerótica. Para disminuir el riesgo es recomendable una dieta rica en vegetales, frutas, legumbres, nueces, granos enteros y pescado. Se debe reducir el colesterol y la sal en la dieta reemplazando las grasas saturadas con grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas.

Es importante mantener el peso ideal.

Ejercicio

Se mencionó con anterioridad en cantidad y calidad, como elemento de reducción del riesgo cardiovascular.

Factores económicos y sociales

Las inequidades económicas y sociales son determinantes importantes de riesgo de enfermedad cardiovascular y fallar en considerarlas puede limitar la eficacia de las recomendaciones de prevención.

Referencia:
www.ACC.org

A A A
Plus

Artículos Relacionados

  • Guía 2019 de Prevención Cardiovascular Primaria del American College of Cardiology (ACC)

    Ver más >