A A A
Plus
Febrero 2, 2018
658 Visitas

Novedades sobre tratamiento y epidemiología en influenza

Médicos británicos aconsejados tratar sospecha de influenza con antivirales

Los directivos del Servicio Nacional de Salud (National Health Service o NHS) de Inglaterra han recibido instrucciones de tratar todo paciente admitido al hospital con sospecha de influenza con medicamentos antivirales, específicamente con inhibidores de neuraminidasa, como oseltamivir (Tamiflu®), a pesar de la controversia sobre su eficacia.

El director médico del NHS cita un meta-análisis publicado en Lancet en 2014 que demostró que con base en 78 estudios se encontró una razón de disparidad de la mortalidad por influenza de 0.81, es decir, 19% de reducción en la mortalidad.

Aunque no ideales, esos resultados respaldan la decisión de recomendar la utilización de oseltamivir y de zanamivir (Ralenza®) en casos de sospecha de influenza en adultos, iniciando el tratamiento tan pronto como sea posible, aun sin esperar confirmación del diagnóstico. El tratamiento puede ser suspendido si se descarta la presencia de influenza.

La recomendación del NHS se basa en la severidad de la epidemia de influenza que se ha observado en la estación invernal actual. Ese problema, epidemia de infecciones respiratorias altas, ha ocurrido en otras regiones como la nuestra.

Figura. Virus de la influenza

 

Virus de influenza presente en aire exhalado

Investigadores estadounidenses evaluaron la presencia de virus de influenza en el aire exhalado durante el ciclo respiratorio. Es poco lo que hasta ahora se ha sabido al respecto sobre la cantidad e infectividad del virus de la influenza. Ello contribuye a la incertidumbre acerca de la transmisión aérea del virus.

Con frecuencia los pacientes se preguntan si pueden infectarse simplemente cuanto alguien les respira encima.

Los autores, cuyo estudio fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, evaluaron 142 pacientes con prueba rápida de influenza positiva que se presentaron en el lapso de 3 días después del inicio de los síntomas y quienes proveyeron muestras de 30 minutos de aire exhalado y especímenes de hisopado nasofaríngeo.

Treinta y nueve (39%) de los especímenes de aerosol fino fueron positivos para virus infeccioso, así como 89% de los hisopados nasofaríngeos.

Los estornudos fueron infrecuentes durante la recolección de las muestras de aire, y aunque la tos fue frecuente, no era necesaria para generar virus en los aerosoles.

La presencia de virus en los aerosoles disminuyó con el paso de los días desde el aumento de los síntomas. Los vacunados recientemente tuvieron mayor probabilidad de detección de partículas virales en los aerosoles.

Los investigadores afirman que su estudio “claramente establece que una fracción significativa de casos de influenza de manera rutinaria liberan virus de influenza y no simplemente ARN, en partículas pequeñas presentes en aerosol que permanecen suspendidas en el aire y presentan un riesgo de trasmisión por vía aérea”.

Comentario

La trasmisión de la infección por virus de la influenza es uno de los problemas importantes durante las epidemias. Se sabe que el virus se adhiere y persiste en superficies infectadas por secreciones del paciente y se ha sospechado que una manera de adquirir la infección es por el contacto con el infectado.

Sin embargo, el estudio reseñado soporta de manera clara que el aire exhalado es un modo potencialmente eficaz de trasmisión y que acercarse sin las debidas precauciones al paciente con influenza y recibir aire exhalado, es una manera de contaminarse. El uso de tapabocas es recomendado aunque la eficacia parece ser limitada.

Evitar las aglomeraciones y alejarse de los pacientes sigue siendo una recomendación válida, unida a la vacunación con anticipación a la esperada epidemia.

Referencias:
BMJ 360:k312, Enero 22, 2018
Lancet Respiratory Medicine 14:395-404, 2014
PNAS en línea Enero 22, 2018

A A A
Plus

Artículos Relacionados

  • Breve guía del lavado de manos para prevenir coronavirus

    Ver más >
  • Características clínicas e histopatológicas de COVID-19

    Ver más >
  • Nueva vacuna tetravalente contra dengue eficaz en niños y adolescentes

    Ver más >
  • Nueva vacuna tetravalente contra dengue eficaz en niños y adolescentes

    Ver más >