A A A
Plus
Marzo 6, 2019
293 Visitas

Ayuno intermitente más restricción calórica logra mejores resultados en obesidad

Investigadores de la Universidad de Adelaide, Australia, diseñaron un estudio comparativo del impacto sobre el peso corporal y ciertos parámetros metabólicos de ayuno intermitente y consumo continuo de energía a 100% o 70% de los requerimientos energéticos.

La prescripción de ayuno intermitente apareada con restricción del consumo energético redujo el peso corporal, la masa grasa y mejoró más el colesterol total y el colesterol LDL que la restricción dietética.

El ayuno intermitente prescrito en equilibrio energético no mejoró la salud en comparación con otros grupos, a pesar de una pérdida modesta de peso.

Contexto

La restricción continua del consumo calórico continúa siendo el eje central para reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular en los individuos con sobrepeso. Sin embargo, la adherencia a largo plazo de la restricción dietética es difícil, razón para explorar modalidades alternativas.

El ayuno intermitente incluye alternar días de comer con periodos de ayuno hasta de 24 horas por 1 a 4 días a la semana. En ratones, el ayuno intermitente resulta en redistribución favorable del tejido adiposo, disminución de glucosa e insulina y mejoría en la salud cardiovascular, aunque con pérdida mínima de peso.

Estudios en humanos han demostrado que el ayuno intermitente reduce el peso corporal, la masa grasa, el colesterol total, el colesterol LDL, los triglicéridos, la lipemia postprandial y el nivel de insulina en ayunas. En otros estudios no se ha encontrado mejoría metabólica a pesar de observarse pérdida de peso.

Los autores registran 5 estudios que han alternado modalidad dietética continua e intermitente, pero por diversas razones los resultados no han sido consistentes.

Los investigadores de la Universidad de Adelaide decidieron diseñar un estudio aleatorio en mujeres con sobrepeso para comparar los efectos de consumos intermitentes y continuos de alimentos a dos niveles de energía, y medir el efecto sobre parámetros metabólicos, uno del ayuno intermitente y dos de la combinación con consumo energético de intensidad variable.

Detalles del estudio de la Universidad de Adelaide

Ochenta y ocho mujeres con sobrepeso (50 ±1 año, índice de masa corporal 32.3±0.5 k/m2) fueron asignadas de manera aleatoria a una de 4 dietas: ayuno intermitente y 70% de calorías; ayuno intermitente y 100% de calorías, restricción dietética 70% o control en una proporción 2:2:2:1 durante 8 semanas.

Los grupos de ayuno intermitente ayunaron por 24 horas después del desayuno en 3 días consecutivos de la semana. Las dietas fueron apareadas en cuanto a macronutrientes.

El grupo de ayuno intermitente y 70% (IF70) de calorías obtuvo las reducciones mayores en peso, masa grasa, colesterol total y colesterol LDL y ácidos grasos no esterificados (Figura 1 y 2) en comparación con los otros grupos (restricción dietética o DR 70% y ayuno intermitente con 100% calorías (IF100) (todos P=0.05).

Figura 1. El ayuno intermitente y la restricción dietética reducen el peso y la masa corporal al cabo de 8 semanas.

Figura 2. En el seguimiento a siete semanas, se observa que la reducción en el peso es consistente en los diferentes grupos de estudio, comparados con el grupo de control.

 

El grupo de ayuno intermitente y 100% de calorías perdió más peso y grasa que el grupo control. Sin embargo, la insulina en ayunas aumentó. No hubo diferencias entre los grupos en la sensibilidad a insulina por clamp; sin embargo, el ayuno de 24 horas redujo transitoriamente la sensibilidad a la insulina.

Conclusiones

El ayuno intermitente prescrito con restricción energética o calórica redujo el peso corporal, la masa grasa y mejoró los niveles de colesterol total y colesterol LDL más que la restricción calórica simple. Sin restricción calórica el ayuno intermitente no mejoró la salud en comparación con los otros grupos, a pesar de una pérdida modesta de peso.

Comentario

Uno puede decir que ayuno intermitente 3 días a la semana y 70% de restricción calórica es simplemente incentivar el individuo a hacer una dieta más intensa 3 días a la semana, lo cual es factible que facilite la dieta de restricción ordinaria el resto de la semana. Ello puede explicar la mayor pérdida de peso, pero el ayuno intermitente en combinación con la restricción calórica, de acuerdo a los resultados del estudio australiano tiene la ventaja que mejora ciertos parámetros metabólicos importantes.

Referencia:
Obesity en línea Diciembre 20, 2108; https://doi.org/10.1002/oby.22345

A A A
Plus

Artículos Relacionados