A A A
Plus
Septiembre 18, 2018
260 Visitas

Aumento notable de cáncer colorrectal en jóvenes

Las tasas de cáncer colorrectal han venido en caída en las últimas décadas. Sin embargo, datos del registro nacional de cáncer de Estados Unidos indican que la enfermedad parece ir en aumento en las personas jóvenes.

Aunque las estadísticas provienen de un solo país, es factible que la tendencia observada puede estar ocurriendo en otras regiones y por ende debe tomarse nota y estar atentos.

En el análisis de la tendencia en la incidencia del cáncer colorrectal en los jóvenes los autores tomaron nota del patrón en grupos de 5 años de edad. El estudio fue realizado por la American Cancer Society y publicado en el Journal of the National Cancer Institute.

Después de una disminución en la década anterior, las tasas de incidencia de cáncer de colon aumentaron cada año 1% a 2.4% desde la mitad de la década de 1980 en los adultos de 20 a 39 años y 0.5% a 1.3% en la mitad de década de 1990 en los adultos de 40 a 54 años.

La incidencia de cáncer rectal ha aumentado por un periodo más prolongado y de manera más rápida (por ejemplo, 3.2% anualmente de 1974 a 2013 en adultos de 20 a 29 años).

Entre 1989-1990 y 2012-2013 se dobló (de 14.6% a 29.9% la proporción de cáncer del recto en adultos jóvenes en relación a la observada en mayores de 55 años.

En consecuencia, en comparación con los adultos nacidos alrededor de 1950, los nacidos alrededor de 1990 han duplicado el riesgo de cáncer de colon y cuadruplicado el riesgo de cáncer de recto.

Los autores sugieren que las tasas de obesidad pueden estar jugando papel en el aumento en la incidencia de cáncer de colon y recto, como ha sucedido con otros cánceres. El aumento, aunque pequeño, indica una tendencia clara que puede calificarse de dramática.

Quizás es oportuno considerar que la tamización para cáncer colorrectal se inicie antes de los 50 años de edad, también sugieren los autores.

Comentario

El corolario para los clínicos es descartar solo con base en la historia clínica la posibilidad de cáncer colorrectal en una persona joven. Casos se han visto de personas de menos de 30 años que se quejan de sangre en las heces a quienes se les dice que tienen hemorroides internas cuando en realidad tienen un cáncer rectal.

En otros, que han consultado por constipación, por pérdida de peso, por fatiga o síntomas abdominales como cólicos persistentes o cambios en los hábitos intestinales no se ha considerado la posibilidad de cáncer del tracto digestivo bajo por ser jóvenes. Si la causa de anemia ferropénica no es evidente (por ejemplo menorragia) se debe pensar en cáncer digestivo, aún si se trata de una persona muy joven.

El análisis reseñado demuestra que cánceres de los adultos mayores o de los viejos también ocurren en los jóvenes y que por alguna razón la tendencia ha cambiado con mayor aumento en personas de menor edad.

Fuera de la obesidad, que mencionan los autores, otros factores de estilo de vida pueden estar en juego, como cigarrillo, menor consumo de frutas y vegetales y mayor consumo de carnes procesadas. No fumar y una dieta más sana (más frutas y vegetales y moderación en la ingesta de carnes procesadas) se sabe que disminuyen el riesgo de cáncer colo-rectal. Asimismo es importante, como medida preventiva, hacer ejercicio

Si hay historia familiar de cáncer o pólipos del colon, la persona joven debe estar alerta y conocer que puede estar en riesgo.

Puede haber otros factores en la evolución epidemiológica que no se han detectado.

Finalmente, debe resaltarse que recientemente se publicó evidencia adicional sobre la asociación de la obesidad o adiposidad a múltiples cánceres, incluyendo colon y recto.

Referencias:
Journal of the National Cancer Institute en línea Febrero 28, 2017; djw322
BMJ 356:j908, Febrero 28, 2017

A A A
Plus

Artículos Relacionados