A A A
Plus
Marzo 23, 2018
1024 Visitas

Artritis persistente después de chikungunya

Introducción

En 2014 y 2015 Colombia, entre otros países de la región, se vio afectada por una epidemia de chikungunya, una enfermedad transmitida por los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus y causada por un virus de ARN del género Alphavirus de la familia Togaviridae.

La enfermedad aparece después de un periodo promedio de incubación de 3 a 7 días y de manifiesta por fiebre alta, dolor de cabeza, dolor de espalda, mialgia y poliartralgias, así como por un brote cutáneo o rash, que ocurre en 50% de los pacientes.

El dolor articular es típicamente simétrico, puede ser severo y afecta usualmente las falanges, los tobillos y las muñecas, aunque las articulaciones grandes también pueden resultar involucradas.

Aunque la mayoría de los síntomas se resuelven en 7 a 10 días, artralgia recurrente severa y debilitante puede persistir por meses, y en 30% a 70% de los casos, por varios años.

Figura. Cerca de la cuarta parte de los infectados con virus del Chikungunya ha desarrollado artritis persistente

 

Estudio de chikungunya con artritis persistente

Investigadores de George Washington University, liderados por la doctora Aileen Y. Chang, publicaron en Arthritis & Rheumatism los resultados del seguimiento después de un promedio de 20 meses de una cohorte de 485 pacientes enrolados de manera prospectiva durante la epidemia colombiana de 2014-2015.

El promedio de la edad de los pacientes fue 49 años, la mayoría mujeres.

Los autores estimaron que 25% de los pacientes latinoamericanos infectados por el virus presentaron artritis persistente casi dos años después de la infección original, aunque no se detectó virus en un análisis extenso (PCR, cultivo o espectrometría de masa) del líquido sinovial en 38 pacientes.

No se encontró una elevación significativa de los marcadores asociados a artritis reumatoide o en proteína C reactiva en los sujetos con artritis asociada a virus chikungunya.

Fueron identificados como factores de riesgo de artralgia persistente: educación de tercer nivel, cefalea, dolor de rodilla, ausencia laboral, alteración de las actividades normales, persistencia por 4 días o más de los síntomas iniciales y dolor articular inicial persistente por 4 semanas o más.

Los investigadores propusieron que el virus puede causar artritis a través de la inducción potencial de autoinmunidad en el hospedero y con base en esa suposición y en la carencia de demostración de infección viral persistente proponen que podrían emplearse como tratamiento agentes inmunomoduladores.

Referencia:
Arthritis & Rheumatism en línea Diciembre 20, 2017; DOI:10.1002/art.40384

A A A
Plus

Artículos Relacionados