A A A
Plus
Mayo 23, 2018
73 Visitas

Recomendaciones de la Comisión de Servicios Preventivos de Estados Unidos sobre violencia contra pareja íntima

Introducción

La violencia, en sus diversas formas, es uno de los problemas más graves de la sociedad contemporánea, que afecta a nuestra población. Por esa razón consideramos de interés la actualización de las recomendaciones (guías) de la USPSTF (United States Preventive Services Task Force o Comisión de Servicios Preventivos de Estados Unidos), de las cuales podemos derivar algunos principios aplicables localmente.

La Comisión recomienda que los clínicos hagan tamización en relación a la violencia contra la pareja íntima en mujeres de edad reproductiva y provean o refieran las mujeres en quienes la tamización sea positiva a servicios de apoyo.

Tipos de violencia

La violencia contra la pareja íntima (mujer específicamente) incluye violencia sexual, violencia física y acecho (celos y vigilancia inapropiada). Esas modalidades de violencia ocurren contra más de una tercera parte de las mujeres del país del Norte e indudablemente con igual o mayor frecuencia en nuestro medio.

Hay que agregar, sin embargo, que 14% de los hombres padecen violencia por su compañera o compañero íntimo a lo largo de la vida.

Además, 10% de los ancianos o adultos mayores de 60 años sufren abuso o negligencia.

Figura. Las mujeres son las principales víctimas de violencia íntima.

Efectos o secuelas de la violencia

En adición a los efectos inmediatos de la violencia contra el compañero íntimo, tales como lesiones o muerte, hay otras consecuencias para la salud, muchas de larga duración, que incluyen desarrollo de condiciones mentales como depresión, estrés postraumático, trastornos de ansiedad, abuso de sustancias (adicción) y conducta suicida; enfermedades de transmisión sexual, embarazo no deseado y dolor crónico y otras incapacidades.

La violencia durante el embarazo se asocia a parto prematuro y bajo peso al nacer y efectos adversos sobre la salud materna y del bebé, incluyendo problemas mentales postparto y hospitalización durante la infancia.

Hay un número de efectos sobre la salud resultado del abuso de los ancianos incluyendo muerte, aumento en el riesgo de reclusión en ancianatos, aumento en las tasas de hospitalización y consecuencias psicológicas adversas (estrés, ansiedad y depresión).

Instrumentos o herramientas de detección e intervención eficaz

La Comisión encontró evidencia adecuada de la disponibilidad de instrumentos para identificar la violencia contra las mujeres. La evidencia de tal disponibilidad fue inadecuada para evaluar la precisión de los instrumentos diseñados para detectar abuso de ancianos o de adultos vulnerables.

La intervención eficaz puede reducir la violencia, el abuso y los daños físicos y mentales en mujeres de edad reproductiva. No así en relación a los ancianos y adultos mayores.

Las intervenciones eficaces incluyen servicios de apoyo, múltiples citas con los pacientes, prestación de atención a los factores de riesgo y soporte emocional, así como servicios conductuales y sociales.

Factores de riesgo de violencia o abuso

Aunque todas las mujeres en edad reproductiva están en riesgo potencial de violencia por el compañero íntimo y deben ser tamizadas hay una variedad de factores que aumentan el riesgo de violencia, tales como exposición a violencia a edad temprana, edad joven, desempleo, abuso de sustancias, dificultades maritales y problemas económicos.

Los factores de riesgo de abuso de los ancianos incluyen aislamiento y carencia de soporte social, trastorno funcional y salud pobre. En los adultos mayores el ingreso económico bajo y vivir de manera compartida con un gran número de miembros de la casa (otros que el esposo) se asocian a aumento en el riesgo de abuso financiero y físico.

Pruebas de tamización

Existen varios instrumentos que pueden utilizarse para la tamización de mujeres en relación a violencia por el compañero íntimo.

Los siguientes instrumentos tienen precisión razonable para detectar violencia en el año previo:

  • HARK: (sigla en inglés de Humillación, Temor, Violación y Patada)
  • HITS: (sigla en inglés de Herida/Insulto/Amenaza/Grito)
  • E-HITS: (sigla en inglés de Herida extensa/Insulto/Amenaza/Grito)
  • PVS: (sigla en inglés de Tamiz de Violencia por el Compañero Íntimo) y
  • WAST: (sigla en inglés de Herramienta de tamización de abuso de las mujeres)

HARK incluye 4 preguntas que evalúan la violencia emocional y física por el compañero íntimo y E-HITS incluye una pregunta adicional para evaluar la frecuencia de la violencia sexual. PVS incluye 3 ítems que evalúan el abuso físico y la seguridad. WAST incluye 8 ítems que evalúan la violencia física y emocional por el compañero íntimo.

Como se mencionó, la Comisión no encontró herramientas válidas y confiables de tamización para identificar el abuso de los ancianos o de los adultos vulnerables en el ámbito de la atención primaria. Sin embargo, como es evidente que existe se deja al juicio y suspicacia de los clínicos y de su equipo de atención detectar los casos de violencia contra los adultos mayores.

Comentario

Estamos conscientes que hemos registrado los puntos más sobresalientes sobre la detección y manejo de la violencia por el compañero íntimo, sobre todo contra las mujeres.

Incumbe a los clínicos y equipo de atención primaria, profundizar en la materia, obtener las versiones para uso local de las herramientas e instrumentos de detección y sobre todo mantenerse en alerta sobre un grave problema de salud comunitaria.

Referencia:
USPSTF Borrador de Recomendaciones sobre Violencia contra la pareja íntima Abril 2018

A A A
Plus

Artículos Relacionados

  • Guía 2017 sobre parto vaginal después de cesárea del American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG)

    Ver más >
  • Recomendaciones de la Comisión de Servicios Preventivos de Estados Unidos sobre violencia contra pareja íntima

    Ver más >
  • Adicionar emolientes al baño de niños con eczema no ofrece beneficios clínicos

    Ver más >
  • Guía de Manejo del Dolor Postparto del American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG)

    Ver más >