A A A
Plus
Febrero 26, 2020
119 Visitas

Tratamientos no farmacológicos para rehabilitación de déficits y trastornos del estado de ánimo después de ataque cerebral

El Sistema de Salud de Veteranos de Estados Unidos publicó en Annals of Internal Medicine unas guías actualizadas sobre la rehabilitación después de ataque cerebral. Las guías fueron el resultado de una revisión sistemática de la literatura (19 revisiones sistemáticas y 37 estudios aleatorios controlados).

Las guías se basan en entrenamiento cardiorrespiratorio, estimulación directa mediante corriente transcraneal y entrenamiento repetitivo de determinadas tareas o labores de la vida cuotidiana.

La terapia conductual cognitiva, el ejercicio y los inhibidores selectivos de la serotonina pueden reducir los síntomas de la depresión post-ataque cerebral, pero los inhibidores no previenen la depresión o mejoran la función motora.

La calidad de la evidencia de las intervenciones para mejorar los déficits motores fue baja o muy baja. No se encontró evidencia de alta calidad que apoye el uso de fluoxetina para mejorar la función motora. La calidad de la evidencia que apoya el uso de entrenamiento cardiorrespiratorio para mejorar la velocidad máxima de la marcha y el uso de entrenamiento en tareas repetitivas o estimulación directa mediante corriente transcraneal para mejorar el movimiento funcional, fue moderada.

Las modalidades no farmacológicas como terapia conductual cognitiva, ejercicio y mente-cuerpo parecen seguras para reducir los síntomas de depresión y ansiedad.

Los autores consideran que a pesar de la magnitud del problema de incapacidad motora y de trastorno de la ambulación falta mucho por conocer al respecto y por el momento la mayoría de las intervenciones no difieren de fisioterapia estándar o control.

Los autores concluyen que solamente unas pocas medidas tienen alguna eficacia: entrenamiento cardiorrespiratorio, entrenamiento repetitivo en ciertas tareas y estimulación directa con corriente pueden mejorar actividades de la vida diaria en adultos con ataque cerebral. Terapia conductual cognitiva, ejercicio e inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina pueden reducir los síntomas de depresión post-ataque cerebral pero no hay bases que soporten el uso de los inhibidores para prevenir la depresión o mejorar la función motora.

Referencia:
Annals of Internal Medicine en línea Noviembre 19, 2019; doi:10.7326/M19-2414

A A A
Plus

Artículos Relacionados