A A A
Plus
Abril 14, 2010
651 Visitas

Liraglutida análogo del péptido 1 similar a glucagón (GLP-1) eficaz para reducir peso corporal

Liraglutida fue desarrollado originalmente para tratamiento de diabetes tipo 2. Un estudio europeo reciente demostró que el uso del medicamento durante 20 semanas induce pérdida de peso, mejora ciertos factores de riesgo relacionados con obesidad y reduce la prevalencia de prediabetes.

Contexto

La diabetes mellitus tipo 2 se caracteriza por resistencia a insulina y disfunción progresiva de las células de los islotes que conduce a deficiencia de insulina.

GLP-1 (Glucagon-like peptide 1) es una hormona incretina secretada por la mucosa intestinal en respuesta a la ingestión de comida. Como consecuencia se estimula la secreción de insulina y se inhibe la secreción de glucagón; ambas acciones son dependientes de glucosa.

GLP-1 también tiene efectos tróficos sobre las células β del páncreas e inhibe su apoptosis. Más aún, retarda el vaciamiento gástrico y puede ser factor de saciedad. Animación.

Esas observaciones han dado soporte al uso de GLP-1 como un novedoso candidato para el tratamiento de diabetes tipo 2. En efecto, se han demostrado beneficios en relación al control glicémico en diabéticos tipo 2.

Sin embargo, GLP-1 en su forma nativa tiene una vida media muy corta por su rápida degradación por la enzima dipeptidil peptidasa 4 o DPP-4. Por esa razón, GLP-1 no es una sustancia apropiada para uso terapéutico. La obtención de derivados resistentes a DPP-4 es una manera de superar el escollo.

Liraglutida es un derivado acilado de GLP-1 que se liga a albúmina lo que limita su sensibilidad a DPP-4 y retarda la absorción desde el sitio de inyección. Ello ha permitido su uso mediante una dosis única inyectada.

El tracto gastrointestinal produce varios péptidos con propiedades hormonales que participan en la regulación del alimento ingerido. Algunas, como colecistocinina, GLP-1, polpéptido YY (3-36) y oxintomodulina disminuyen la ingesta alimenticia y al menos una, ghrelina, la aumentan.

Tales efectos indican que agonistas y antagonistas de esas hormonas podrían ser interesantes para tratamiento medicamentoso de la obesidad.

Liraglutida con 97% de homología a GLP-1, es un agonista de ésta hormona y constituye un candidato potencial para reducción de peso. Los mecanismos que median los efectos reductores del peso de liraglutida son probablemente combinación de acciones gastrointestinales y cerebrales.

Estudio europeo de los efectos de liraglutida en el tratamiento de la obesidad

El estudio, de naturaleza doble-ciego y controlado con placebo, lo lideró el doctor Arne Astrup, de la Universidad de Copenhague, Dinamarca y fue realizado en 19 sitios en Europa. La investigación tuvo una duración de 20 semanas y utilizó orlistat (Xenical®) como medicamento de comparación.

En el estudio participaron 564 individuos de 18 a 65 años de edad, con índice de masa corporal entre 30 y 40 kg/m2 que fueron asignados de manera aleatoria a una de 4 dosis de liraglutida (1.2 mg, 1.8 mg, 2.4 mg o 3.0 mg) o a placebo administrados por vía subcutánea o a orlistat 120 mg tres veces al día por vía oral.

Todos los participantes consumieron una dieta con 500 calorías de déficit e incrementaron la actividad física durante el periodo de estudio.

Los participantes que recibieron liraglutida perdieron de manera significativa más peso que los individuos asignados a placebo (P<.003) o a orlistat (P<0.003).

La pérdida promedio de peso con liraglutida osciló entre 1.2 y 6.3 kg de acuerdo con la dosis, en comparación con 2.8 kg con el placebo y 4.1 kg con orlistat. Figura 1.

Figura 1. Porcentaje de individuos con síndrome metabólico y prediabéticos.

Un número mayor de individuos (76%) perdió más de 5% de peso corporal con liraglutida 3.0 mg que con placebo (30%) u orlistat (44%).

Con todas las dosis de liraglutida se observó disminución de la presión arterial y con las dosis de 1.8 a 30 mg de liraglutida hubo reducción de la prevalencia de prediabetes (84% a 96% de reducción).

Con el medicamento en prueba hubo pocos y transitorios efectos adversos (náusea y vómito).

Los autores concluyeron que el tratamiento con liraglutida durante un periodo de 20 semanas es bien tolerado, induce pérdida de peso, mejora ciertos factores de riesgo relacionados con obesidad y disminuye la prevalencia de prediabetes.

Comentario

Los resultados del estudio citado, tipo fase II, requieren confirmación en estudios fase III.

En Europa liraglutida cuenta con amplia aprobación. En Estados Unidos la FDA se ha demorado en dar su OK hasta que se aclaren algunas dudas sobre carcinogénesis en animales de experimentación, reservas que han sido criticadas.

Aunque el nuevo fármaco tiene la desventaja relativa de requerir inyección, despeja un nuevo y buscado horizonte de medicamentos contra la obesidad, previniendo de paso la aparición de diabetes en un grupo en riesgo.

Referencias:
• Lancet online Octubre 23, 2009
DOI:10.1016/S0140-6736(09)61375-1
DOI:10-1016/S0140-6736(0)61560-9
DOI:10-1016/PIIS0140-6736(09)61375-1

• Diabetes 53: 1187-1194,2004

© EMSA-ILADIBA, Abril, 2010

A A A
Plus

Artículos Relacionados

  • Guía de la American Academy of Pediatrics sobre cirugía bariátrica en adolescentes

    Ver más >
  • Reevaluación de la terapia con vitamina D

    Ver más >
  • Guía de la American Academy of Pediatrics sobre cirugía bariátrica en adolescentes

    Ver más >
  • Dos dietas que disminuyen riesgo de diabetes

    Ver más >