A A A
Plus
Marzo 31, 2014
505 Visitas

Meditación benéfica para estrés psicológico y bienestar

Investigadores de la Universidad Johns Hopkins hicieron una revisión sistemática y meta-análisis de 47 experimentos clínicos aleatorios controlados con placebo, incluyentes de 3515 pacientes que sufrían estrés psicológico y que habían participado en programas de meditación. Concluyeron que la meditación tiene efectos positivos o benéficos más allá del efecto placebo.

Los clínicos deben estar conscientes que la meditación puede proveer mejoría de grado pequeño a moderado sobre aspectos negativos del estrés psicológico, incluyendo ansiedad, depresión e inclusive dolor en algunas personas.

Los clínicos deben prepararse para discutir con los pacientes que padecen estrés psicológico y secuelas del tipo mencionado, la opción terapéutica que ofrecen los programas de meditación reflexiva y atenta (mindfulness meditation en inglés).

Los autores enfatizan que son necesarios estudios de mejor diseño para determinar los efectos de la meditación sobre aspectos positivos de la salud mental y de las conductas o problemas relacionados al estrés como abuso de drogas, hábitos alimentarios inapropiados y peso, sueño y dolor.

Los programas de meditación reflexiva o concentrada tuvieron evidencia moderada de mejoría de la ansiedad mayor a 8 semanas que a 3 a 6 meses, depresión y dolor, con tasas de tamaño del efecto entre 0.22 y 0.30.

La evidencia fue baja o inexistente en relación a mejoría del estrés y de la calidad de vida relacionada a la salud mental.

Los autores no encontraron evidencia que indique que los programas de meditación son mejores que cualquiera de los tratamiento activos como medicamentos, ejercicio u otras terapias conductuales como relajación muscular progresiva y terapia grupal conductual.

Un aspecto importante de la meditación es que no tiene efectos adversos y que puede emplearse como complemento o de manera adicional a otros tratamientos.

Los programas de meditación requieren entrenamiento en la auto-comprensión, incluyendo la respiración, los pensamientos, las sensaciones corporales o combinaciones de esos factores. La enseñanza de las técnicas de la meditación debe ser provista por un profesional experto en la materia.

La meditación es una modalidad de las medicinas alternativas que debe ser adoptada, recordando que como el ejercicio físico y las modalidades de relajación muscular, las medicinas alternativas tienen la ventaja de poder obviar el uso a largo de plazo de medicamentos potencialmente adictivos o con efectos adversos.

En lugar de rechazar de plano las medicinas alternativas, los profesionales deben valerse de  estudios científicos, como el aquí reseñado, que le otorguen a esas opciones el valor real que tienen, con base en estudios científicos. Si bien en el caso de la meditación los resultados (evidencia) reportados son modestos, dejan abierta la puerta para una opción válida y segura de manejo del estrés psicológico.

Referencias:

JAMA Internal Medicine online Enero 6, 2014; doi:10.1001/jamainternmed. 2013.13018 y editorial o comentario anexo

Palabras clave: Medicinas Alternativas; Psicología; Psiquiatría; Neurología; Estrés psicológico; Meditación

EMSA-ILADIBA, Marzo, 2014
(OS)

A A A
Plus

Artículos Relacionados

  • Reducción de la presión sanguínea con meditación profunda (mindfulness)

    Ver más >
  • Reducción de la presión sanguínea con meditación profunda (mindfulness)

    Ver más >
  • Uso excesivo de redes sociales asociado a depresión y ansiedad en adolescentes

    Ver más >
  • Anticolinérgicos asociados a aumento en riesgo de demencia

    Ver más >