A A A
Plus
Mayo 29, 2009
512 Visitas

Nuevos estudios sobre estatinas amplían espectro de acción

El uso de estatinas en prevención cardiovascular primaria ha recibido un fuerte impulso con los resultados del estudio JUPITER. En los casos en los cuales la elevación del LDL-C se acompaña de elevación de la proteína C reactiva de alta sensibilidad (hsCRP), el estudio JUPITER demostró que rosuvastatina es altamente eficaz e induce importante reducción adicional del riesgo cardiovascular.

Contexto

El uso de las estatinas se ha ido ampliando a medida que se adquiere experiencia. La intensidad recomendada del tratamiento anticolesterolémico es en la actualidad mayor en general que en un principio y sobre todo en pacientes con enfermedades como la diabetes.

Inicialmente el nivel objetivo de LDL-C era 100 mg/dL y ahora es 70 mg/dL.

Estudio JUPITER e impacto de rosuvastatina sobre el riesgo cardiovascular en sujetos con elevación de hsCRP (proteína C reactiva de alta sensibilidad)

El último impulso al uso ampliado de estatinas proviene del estudio JUPITER, financiado por Astra-Zeneca, en el cual se empleó rosuvastatina en casos con elevación de hsCRP, sin aterosclerosis previa y con colesterol “normal”.

En ese estudio el objetivo era evaluar el impacto de la estatina sobre HsCRP, un marcador inflamatorio que se encuentra elevado en casos de aterosclerosis, considerada una enfermedad con importante componente inflamatorio.

El ensayo clínico JUPITER incluyó 17.802 hombres y mujeres con un promedio de 66 años de edad, sin historia de aterosclerosis, con colesterol “normal” pero con hsCRP de más de 2 mg/L, que fueron asignados de manera aleatoria a recibir 20 mg de rosuvastatina o placebo.

Los participantes tratados con rosuvastatina fueron divididos en dos grupos: aquellos en quienes hsCRP se redujo por debajo de 2 mg/L y aquellos en quienes hsCRP descendió por debajo de 1 mg/dL.

En el análisis más reciente de los datos de JUPITER los individuos que alcanzaban un nivel de de LDL-C por debajo de 70 mg/dL tuvieron 55% de reducción en las complicaciones o eventos cardiovasculares (infarto de miocardio no fatal, infarto cerebral no fatal, angina inestable, revascularización coronaria o muerte cardiovascular) (P<0.0001).

Los sujetos que alcanzaron un nivel de hsCRP por debajo de 2 md/dL tuvieron 62% de reducción en complicaciones o eventos vasculares (P<0.0001).

La mayor reducción de complicaciones (79%) se observó en 944 participantes cuyo LDL-C se redujo a menos de 70 mg/dL y cuya concentración de hsCRP bajó a menos de 1 mg/L (P<0.001).

El efecto de la estatina indudablemente resulta de la combinación de la reducción del LDL-C y del efecto (probablemente antiinflamatorio) sobre la concentración de hsCRP.

Los autores del estudio consideran que el efecto de rosuvasatina es de clase y no específico.

La prueba de hsCRP no es todavía parte de la rutina pero es factible que lo sea en un futuro no lejano. Entretanto puede servir para inclinar la balanza en casos en los cuales el médico tenga dudas sobre el inicio de un programa de prevención primaria cardiovascular.

Recientemente se ha propuesto el uso de la llamada PoliCap o Polipíldora (VINCULO ARTÍCULO RECIENTE), una combinación de 4 o 5 medicamentos, que incluye una estatina, para uso en prevención primaria cardiovascular.

Sin embargo, por el momento para la mayoría de las personas la prevención primaria debe centrarse en abstinencia de fumar, mantenimiento del peso ideal, adherencia a una dieta sana y ejercicio regular.

Rosuvastatina puede prevenir trombosis venosa profunda en adultos mayores

Un análisis más detallado de los resultados de los casi 18.000 pacientes adultos mayores incluidos en el estudio JUPITER, sugiere que rosuvastatina puede también reducir el riesgo de tromboembolismo venoso.

Los participantes en JUPITER fueron asignados de manera aleatoria a rosuvastatina 20 mg/día o a placebo. En el grupo tratado (n=8901) hubo 34 casos de trombosis venosa en comparación con 60 casos en 8901 controles. La razón de riesgo fue 0.57 o 43% de disminución del riesgo de trombosis venosa profunda. No hubo diferencia en cuanto a embolismo pulmonar.

La trombosis venosa profunda, en los dos grupos tratados y no tratados, se asoció en la mitad de los casos a cáncer, trauma, hospitalización o cirugía.

Una tercera parte de los pacientes con trombosis venosa eran obesos, 42% tenían síndrome metabólico y 41% elevación al menos de 5 mg/L en la concentración de proteína C reactiva sérica.

La observación del aparente efecto de rosuvastatina (o de cualquier estatina) sobre el riesgo de trombosis venosa profunda requiere estudios adicionales.

Rosuvastatina y complicaciones cardiovasculares en pacientes bajo hemodiálisis

El estudio AURORA, liderado desde la Universidad de Uppsala, Suecia, reveló que en pacientes bajo hemodiálisis, la iniciación de tratamiento con rosuvastatina reduce el nivel de LDL-C pero no tiene efecto sobre el parámetro primario compuesto de muerte por causas cardiovasculares, infarto de miocardio no fatal o accidente cerebrovascular no fatal.

Referencias:
Lancet online Marzo
29, 2009
DOI:10.1016/S0140-6736(09)60448-7
DOI:10.1016/S0140-6736(09)60447-7
Journal of the American College of Cardiology 53: 931-935 (Marzo), 2009
New England Journal of Medicine online Marzo 29, 2009
DOI:10.1056/NEJMoa0900241

New England Journal of Medicine 360: 1395-1407 (Abril 2), 2009

© EMSA-ILADIBA, Abril, 2009

A A A
Plus

Artículos Relacionados

  • Cuestionada eficacia de angioplastia coronaria y stents en angina estable

    Ver más >
  • Terapia antiinflamatoria de enfermedad aterosclerótica

    Ver más >
  • Cambios hematopoyéticos genéticos clonales asociados a enfermedad aterosclerótica cardiovascular

    Ver más >
  • Puntaje de calcificación de las arterias coronarias; análisis de la Mayo Clinic

    Ver más >