A A A
Plus
Junio 20, 2016
773 Visitas

Recomendaciones sobre vacunación contra influenza 2013-2014 de la American Academy of Pediatrics (AAP)

La AAP emitió un pronunciamiento actualizado en relación a la vacunación para influenza ante la inminente estación 2013-2014. De acuerdo con la AAP todos los niños de 6 meses en adelante deben ser vacunados tan pronto como las vacunas trivalente o tetravalente estén disponibles.

Como es sabido, la vacuna contra la influenza se ajusta anualmente de acuerdo con la predicción de los tipos del virus que estarán presentes en la estación venidera. Hay dos formulaciones de la vacuna para la estación 2013-2014: trivalente (AH1N1, H3N2 y B Massachusetts) y cuadrivalente con la adición de B de linaje Victoria.

En opinión de los expertos, el virus de la influenza es impredecible y por tanto la mejor manera de atacarlo es mediante prevención temprana, de manera que el individuo esté protegido cuando llegue el virus. La vacunación debe ser universal, independiente del tipo de vacuna empleado (trivalente o cuadrivalente).

Las recomendaciones de la AAP están dirigidas a la población de Estados Unidos donde se avecina el invierno boreal. Sin embargo, como hemos registrado, la proximidad de nuestra región y el frecuente contacto a través de viajeros determinan que los virus de la influenza que aparecen en Norteamérica son los mismos que llegan a nuestras costas.

Recientemente se ha enfatizado que la vacuna contra la influenza puede administrarse a las personas alérgicas al huevo con la advertencia que si la historia de alergia al huevo ha sido severa, el niño debe ser previamente visto por un alergólogo, quien deberá estar preparado para enfrentar una reacción anafiláctica si se opta por vacunar.

Si el niño ha sido vacunado con anterioridad una dosis adicional de la vacuna 2013-2014 es suficiente pero si no ha sido vacunado desde 2010 debe recibir dos dosis, administradas con un intervalo de 4 semanas.

Ciertos grupos son vulnerables o de alto riesgo y por ende deben ser vacunados:

  • Niños prematuros con 6 meses de edad, niños con enfermedades crónicas proclives a complicaciones de la influenza como asma, diabetes, enfermedad cardiaca hemodinámicamente significativa e inmunosuprimidos y niños con enfermedades neurológicas o con trastornos del neurodesarrollo,
  • Trabajadores de la salud,
  • Embarazadas o lactantes,
  • Mujeres que han dado luz recientemente,
  • Mujeres que pueden quedar embarazadas y
  • Encargados del cuidado de niños (contactos).

Incumbe a los profesionales de la salud operar como promotores de la vacunación y de las medidas de prevención y a los médicos en general y pediatras en particular identificar con prontitud los casos de infección por virus de la influenza y así iniciar cuanto antes y si está indicado el tratamiento antiviral, el cual reduce la morbilidad y la mortalidad.

La AAP recomienda que los niños con enfermedades crónicas o que son hospitalizados reciban oseltamivir o zanamivir. Oseltamivir puede administrarse a los bebés tanto a término como prematuros pero la quimioprofilaxis (que no es sustituto de la inmunización) debe considerarse solamente en los bebés a término.

Referencia:

Pediatrics online Septiembre 2, 2013; DOI:10.1542/peds.2013-2377
http://cursosiladiba.com/

© EMSA-ILADIBA, Junio, 2016
(JM)

A A A
Plus

Artículos Relacionados