A A A
Plus
Septiembre 5, 1995
631 Visitas

Síndrome de tensión premenstrual: progesterona vs. alprazolam

El síndrome de tensión premenstrual es un trastorno psico-neuro-endocrino que afecta entre 2% y 10% de las mujeres en edad fértil.

Se caracteriza por la aparición cíclica de múltiples síntomas físicos y emocionales tales como ansiedad, depresión, confusión, alteración del estado de ánimo y de la capacidad de concentración, retención de líquidos, sudoración, cefalea, congestión dolorosa de los senos, erupciones o lesiones cutáneas y modificaciones del apetito, que ceden o desaparecen al presentarse la menstruación.

Ya que la etiología de esta entidad aún permanece oscura, son innumerables los esquemas terapéuticos ensayados para su tratamiento, con resultados variables. Una de las tendencias más ampliamente difundidas es la utilización de progesterona, pues algunos estudios han encontrado que la administración de preparados orales de esta hormona permite reducir ciertos síntomas como sudoración, retención de líquidos y oleadas de calor. Puesto que el componente psíquico desempeña un papel destacado en el síndrome de tensión premenstrual, se ha considerado que ciertos agentes ansiolíticos, como alprazolam, pueden ser potencialmente útiles en el manejo de esta entidad.

En un número reciente de la revista JAMA (Journal of the American Medical Association) se publicaron los resultados de una investigación efectuada en el Centro Médico de la Universidad de Pennsylvania orientada a evaluar los efectos de la progesterona y alprazolam, en comparación con placebo, en 185 mujeres con manifestaciones severas de síndrome de tensión premenstrual. Para ello, las pacientes fueron divididas en tres grupos, en los cuales se les administró cuatro veces/día, desde el día 18 de un ciclo menstrual hasta el 2º día del ciclo siguiente, una dosis oral de placebo, de progesterona (300 mg) o de alprazolam (0,25 mg) y se determinaron los cambios en la sintomatología psíquica y física en cada uno de los esquemas terapéuticos.

Los resultados demostraron que la progesterona, si bien permite reducir ligeramente algunos manifestaciones físicas, no tiene ningún efecto significativo sobre la sintomatología general y en este sentido no evidenció mayores beneficios que el placebo. Alprazolam, por otra parte, permitió una reducción de 50% de los síntomas en 37% de las pacientes, mejorando significativamente el dolor, la labilidad emocional y el funcionamiento mental. Sus efectos positivos se presentaron incluso si sólo se administra durante la fase lútea del ciclo menstrual, con lo que se reduce el riesgo potencial de dependencia.

 

Referencia:

Journal of the American Medical Association, 274: 51-57 (julio 5), 1995.

© EMSA    ILADIBA    SEPTIEMBRE  1995

A A A
Plus
Tags:

Artículos Relacionados

  • Progesterona ineficaz para prevenir abortos recurrentes inexplicados

    Ver más >
  • Progesterona intravaginal disminuye riesgo de parto prematuro

    Ver más >
  • Gel vaginal de progesterona disminuye parto prematuro en mujeres con cérvix corto

    Ver más >
  • Progesterona no previene parto prematuro en embarazo gemelar

    Ver más >