A A A
Plus
Enero 27, 2020
315 Visitas

Terapia triple con inhalador en asma mejora función pulmonar

Los estudios TRIMARAN y TRIGGER, dos experimentos clínicos fase 3 doble-ciego, de tipo grupos paralelos, aleatorios y controlados, realizados el primero en 171 sitios en 16 países y en 221 sitios en 17 países el segundo, exploraron la eficacia del uso de un inhalador de terapia triple en casos de asma no controlada.

La terapia triple consistió en la adición de un antagonista muscarínico de larga acción (glicopirronio) a corticosteroide inhalado (dipropionato de beclometasona) más terapia con un agonista β2 de larga duración (fumarato de formoterol).

Los dos estudios fueron financiados por la industria italiana Chiesi Pharmaceutical, presentados en Madrid en la Conferencia de la European Respiratory Society y reportados en Lancet.

Los autores enrolaron adultos (18 a 75 años de edad) con asma no controlada (función pulmonar pobre y al menos una exacerbación severa en el último año) que estaban tomando una dosis estable de corticosteroide inhalado y un agonista β de larga duración.

Figura. Esquema que ilustra los fenómenos que contribuyen a la obstrucción de los bronquios durante una crisis asmática.

En el estudio TRIMARAN 1155 pacientes fueron asignados de manera aleatoria a dipropionato de beclometasona más fumarato de formoterol o dipropionato de beclometasona/fumarato de formoterol extrafino más el antagonista muscarínico de larga duración glicopirronio en un solo inhalador.

En el estudio TRIMARAN los pacientes estaban al inicio en dosis media de corticosteroides inhalados y recibieron 100 µg de dipropionato de beclometasona, en tanto que en el estudio TRIGGER los pacientes recibieron dosis altas iniciales de corticosteroides y 200 µg de dipropionato de beclometasona.

En ambos estudios el tratamiento triple se asoció en la semana 26 con FEV1 (fracción de fracción de volumen en 1 segundo) mayor antes de la dosis de la mañana que dipropionato de beclometasona/fumarato de formoterol.

En el estudio TRIMARAN el grupo triple también tuvo una tasa anualizada 15% más baja de exacerbaciones moderadas a severas.

Los dos estudios llegaron a la conclusión que en asma no controlada, la adición de un antagonista muscarínico de acción prolongada a corticosteroide inhalado más terapia con agonista β2 mejora la función pulmonar y disminuye las exacerbaciones.

Comentario

La mayoría de los pacientes con asma responden a dosis bajas o moderadas de terapia controladora (una o dosis al día de un puff o soplo de un corticosteroide inhalado. Si los síntomas no desaparecen se agrega otro medicamento como un broncodilatador de larga duración. Sin embargo, en 5% a 10% de los pacientes no se logra alivio de los síntomas y los médicos encaran el dilema de agregar un tercer medicamento como un antagonista muscarínico de larga duración que requiere un inhalador aparte y un esquema de dosis separado.

La ventaja del tratamiento triple en un solo inhalador es que combina las tres opciones y por ende es más probable que el paciente adhiera al tratamiento por razones obvias (varias inhalaciones y dos esquemas de dosis).

Por otra parte, la respuesta de la función pulmonar con el tratamiento triple fue evidente, si bien no dramática.

El tratamiento triple que hemos reseñado no ha sido aprobado por la FDA y son necesarios estudios en grupos de pacientes de etnias diferentes a la raza blanca.

Referencias:

A A A
Plus

Artículos Relacionados

  • Alerta sobre Montelukast

    Ver más >
  • FDA aprueba primer medicamento para alergia a nueces en niños

    Ver más >
  • Terapia triple con inhalador en asma mejora función pulmonar

    Ver más >
  • Budesonida-formoterol eficaz terapia de alivio en asma leve

    Ver más >