A A A
Plus
Junio 13, 1995
539 Visitas

Tratamiento abreviado de la faringitis estreptocócica con cefuroxime

La faringoamigdalitis en la infancia, causada usualmente por Streptococcus pyogenes o estreptococo beta-hemolítico del grupo A, es causa de ausentismo escolar y de importante morbilidad.

La alta frecuencia de esta infección, lo mismo que las secuelas potenciales (como fiebre reumática y glomerulonefritis postinfecciosa), constituyen motivo justificado para insistir en la necesidad de tratar a todos los pacientes, con una terapia suficientemente efectiva y prolongada para erradicar el estreptococo de la faringe.

El uso de penicilina oral durante 10 días es el esquema considerado de elección por la mayoría de los autores, pero la creciente resistencia de la bacteria (que en algunas áreas llega a 30%), lo mismo que la dificultad para que el paciente cumpla una terapia tan prolongada, hacen necesario buscar otras opciones igualmente eficaces y mejor toleradas. Las cefalosporinas orales son una atractiva posibilidad.

Un grupo de pediatras franceses realizó un estudio multicéntrico (coordinado por el doctor Yannick Aujard, del Hospital Robert Debré, en París) en el cual 200 niños entre dos y 15 años de edad recibieron el esquema usual con penicilina durante 10 días, o cefuroxime (20 mg/kg/día, con dosis máxima de 500 mg/día) por un período de cuatro días. La asignación fue aleatoria y el seguimiento, clínico y bacteriológico, se realizó tanto en el período de terapia como varias semanas después.

En general ambas drogas tuvieron una eficacia bacteriológica similar, con erradicación del Streptococcus pyogenes en más de 90% de los casos y con tasas de reinfección, luego de un mes de seguimiento, inferiores a 3%. Aunque la curación clínica ocurrió en un número similar de pacientes, la recuperación y la defervescencia de los síntomas fue más rápida con cefuroxime. Ambos antibióticos fueron bien toleradas y los efectos secundarios aparecieron apenas en 2.1% de los niños tratados con la cefalosporina y en 2.7% de los asignados a penicilina.

Las nuevas cefalosporinas orales son una excelente alternativa para el manejo de las infecciones comunes en la infancia. Además, como el cumplimiento de las recomendaciones terapéuticas en el paciente ambulatorio suele ser mejor cuando se utilizan esquemas de tratamiento abreviados, es el momento de considerar estos antibióticos como terapia de la faringitis estreptocócica infantil.

Referencia:

Pediatric Infectious Disease Journal, 14: 295-300 (abril), 1995.

© EMSA    ILADIBA    JUNIO 1995

A A A
Plus
Tags:

Artículos Relacionados